La Ternasca, un lugar particular

Cristian Yáñez, chef artífice y alma mater de este establecimiento zaragozano ubicado en El Tubo, se consolida como uno de los nuevos valores de la cocina aragonesa. Joven, atrevido y sensato, ha conseguido una innegable notoriedad dentro de la coquinaria de la capital aragonesa gracias a su visión reinterpretativa de un producto tan aparentemente clásico como es el ternasco de Aragón.

En la puerta de su restaurante, La Ternasca, el cliente ya queda sobreavisado: “El ternasco de siempre como nunca lo has comido”. Y precisamente eso, ternasco –siempre con IGP–, es lo que prevalece en su oferta gastronómica. Montados –atención a la longaniza de ternasco a la brasa y al campero de terrina de ternasco con ralladura de tomate natural, lechuga y mahonesa suave de ajo–, raciones –obligatorias las madejas de ternasco a la brasa–, pasando por platos principales tan inevitables como la paletilla a la brasa o el solomillo a la brasa con setas y foie, todo… o casi todo… tiene un marcado acento aragonés en casa de Cristian.

image2edi

Pero la vertiente clásica, y no sólo referida al ternasco, está reforzada con platos que rezuman modernidad y vanguardia –el tataki de atún rojo con guarnición de ceviche y zumo de yuzu o el carpaccio de pez mantequilla con crema de trufa y soja, entre otros–, fundamental en la puesta de largo de La Ternasca, el vino debe escoltar en idéntica condición a los platos que salen de la chistera de este joven chef. Por eso, toda la gama Particular está bien presente como vinos recomendados por el capaz equipo de sala. Ya sea por copas o por botellas, BSV es uno de los grupos que apoya proyectos como el de Cristian. Ya sea para un encuentro en la barra o para una degustación sobre mantel y mesa, los vinos de nuestra bodega median en este pujante y siempre sorprendente restaurante de la capital aragonesa.

Ternasco como nunca y Particular como siempre.

Por |2016-12-01T19:29:30+00:00 17 marzo, 2016|Destacadas, Noticias|0 comentarios