El pasado jueves 12 de enero de 2017 se recogieron las últimas uvas de la variedad Moscatel, por lo que, junto con la del mes de septiembre, configurarán dos vendimias en el mismo año.

La climatología favorable, por temperaturas y humedad, han favorecido la intensidad de aromas, concentración de azúcares y flavour deseada por el equipo de técnicos de la bodega.

BSV elaborará el moscatel Sierra de Viento que pasa por ser una de las referencias más especiales del catálogo de esta veterana bodega.

Es la primera vez en la historia de Bodegas San Valero que se producen dos vendimias en un mismo año. Y es que en esta campaña de 2017 se va a dar una cosecha en enero y otra en septiembre, la última tal y como ha venido haciéndose en años anteriores.

El pasado jueves 12 de enero se recogió la variedad Moscatel marcando un hito en la trayectoria de esta veterano grupo vitivinícola. Las condiciones, estado de la uva y proyección enológico garantizan un resultado más que excepcional.

Como explica Mamen Chicote, del departamento técnico y responsable ATRIA, “tras una larga espera, la cual ha resultado más satisfactoria de lo que nos podíamos esperar, la calidad de la uva en la que se encuentra en estos momentos es bastante saludable, además de tener por fin esa intensidad de aromas y “flavour” que se quiere conseguir para este tipo de vendimias”. Añade, además,  que “en años anteriores aún se daban mayores concentraciones al producirse un mayor porcentaje de pasificación; este año la pasificación no ha sido tan intensa, puesto que entre que la vendimia 2016 llegó retrasada y después hubo temperaturas y humedades que en otras campañas no se habían dado por esas fechas”.

La variedad Moscatel da forma a uno de los vinos más especiales de cuantos elabora BSV. Este año, por todas las coincidencias climáticas y vitícolas, será uno de los que marquen una añada excepcional con esos matices y sensaciones que definen a este vino, Sierra de Viento.